• Home
  • About Us
  • Purchase
  • Refinance
  • Resources
  • Testimonials
  • Contact
  • Careers
  • Blog
Cómo refinanciar tu vivienda, paso a paso

Cómo refinanciar tu vivienda, paso a paso

Refinanciar tu vivienda podría ser la forma de pagar tu hipoteca satisfactoriamente y quedarte con un nuevo bajo término más flexible y cómodos para ti. Muchos no entienden
por qué es conveniente pagar un préstamo con otro préstamo. Podríamos resumirlo de esta manera:

Beneficios del refinanciamiento

  • Podría reducir los intereses mensuales de tu hipoteca y mejorar tu flujo de dinero
  • A la larga terminaría reduciendo el total de dinero que pagarás por el préstamo
  • Dependiendo del tipo de refinanciamiento y tu situación actual, podría acelerar el proceso de pago y reducir el impacto de los intereses
  • Si la hipoteca original tiene una tasa ajustable, la nueva podría realizarse con una tasa fija que no se ve afectada por los cambios en el mercado

Justo ahora es un buen momento para iniciar un refinanciamiento ya que las tasas hipotecarias han caído. Sin embargo, para refinanciar tu vivienda deberás evaluar tu calificación crediticia, cuánto tiempo planeas seguir en la misma vivienda, y otras variables que te explicaremos a continuación.

Paso 1: Identifica lo que realmente necesitas

Antes que nada, evalúa qué ha cambiado en tu situación financiera. Puedes obtener una tasa baja para reducir tu pago mensual. ¿Cuánto tiempo te quedarás en tu vivienda? ¿Tienes nuevos gastos que necesitas atender? ¿Puedes aprovechar algún cambio en el mercado para obtener una mejor tasa? ¿Es conveniente en este momento cambiar de una tasa ajustable a una fija?

Si no estás seguro de la respuesta a estas preguntas, lo más conveniente es buscar a un asesor hipotecario. No pases al siguiente paso sin conocer con exactitud tu situación actual y la del mercado.

Paso 2: Compara y busca el préstamo que te conviene

Busca una agencia hipotecaria que trabaje contigo hasta adaptarse a lo que realmente necesitas. Al ajustar la tasa hipotecaria, asegúrate de que tus objetivos se cumplen en el proceso.

Puede que desees reducir tus pagos mensuales, acelerar el proceso de pago, o quizá obtener algo de efectivo extra para otros pagos. Existen muchas opciones a tu alcance, y para aprovecharlas al máximo es recomendable contar con la ayuda de un analista hipotecario que pueda ayudarte a ver más claramente los números.

En Sharp Loan, nuestros asesores hipotecarios ofrecen su experticia en el área para nuestros clientes de habla hispana. Trabajarán contigo hasta encontrar las mejores opciones adaptadas a tus metas y te explicarán todo a detalle.

Paso 3: Llena y envía tu solicitud

Una vez conozcas los beneficios y te asegures de cuál opción te conviene más, es hora de llenar tu solicitud. Lee los datos y tómate tu tiempo si necesitas buscar otros documentos o consultar los detalles. Asegúrate de que todo esté completo y no falte ningún requisito para que no sufras demoras innecesarias.

Durante este tiempo posiblemente evalúen tu casa para determinar el valor.

En Sharp Loan, el proceso de solicitud es extremadamente simple, y puedes acceder al mismo dando clic aquí.

Aplica ya

Paso 4: Sigue pagando la hipoteca anterior mientras esperas la respuesta

No siempre podrás acceder inmediatamente al nuevo préstamo. Por ejemplo, las regulaciones de California exigen un plazo de 12 meses antes de cerrar un refinanciamiento si has pedido un préstamo con tu vivienda como garantía. Por eso, el tiempo de espera para iniciar un refinanciamiento puede variar.

Un error que suelen cometer quienes van a refinanciar es atrasar los pagos de la hipoteca anterior durante el tiempo de espera. Pero tal proceder afectará tu puntaje de crédito. No cometas este error y sigue pagando tu hipoteca.

Paso 5: Inicia la nueva hipoteca y mantente solvente

Una vez aceptado el nuevo préstamo, todo el papeleo para el cierre del negocio podría tomar un tiempo. Lee bien los documentos y asegúrate de que los mismos términos que te ofrecieron están claramente escritos en la nueva hipoteca. Firma una vez te asegures de que todo esta en orden.

Si tienes alguna duda, no te sientas obligado a firmar. Resuelve todas tus inquietudes y calcula bien tu situación actual para que el nuevo préstamo y sus condiciones te favorezcan en todo momento.

¡Contáctenos para obtener un presupuesto rápida y fácil hoy!